Seguidores

martes, 7 de abril de 2015

Las niñas ya no quieren ser princesas.


Que no hace falta que te diga lo que pienso. Las niñas ya no quieren ser princesas. Y tú mejor que nadie deberías saberlo. Tú que siempre pareces mirar por encima del hombro y pocas veces tuviste algo que decir. Tú. Esa persona que dejó de ser la que era para ser cada día un poco más ELLA.

Que es obvio que empezó poniéndose tu jersey esos días de Enero que tenía frío, para después cogerte los vaqueros, y acabó por utilizar hasta tu colonia. No tuviste argumentos para volver a hacerte con ella. Decía que si la llevaba puesta, las horas pasaban más rápido. Tú, que te hizo falta alejarte de ella para echar de menos ese olor, tan suyo pero tan tuyo a la vez. Y ya no hay noche en que no lo extrañes sobre tu almohada. Que por echar, echas de menos hasta su forma de apretar la pasta de dientes. Y también sus manchas de café sobre el mantel del desayuno antes de ir a trabajar. La poca variedad en sus canciones y su grifo abierto durante horas en el baño. 

Sé que pagarías cualquier cosa porque un día apareciese,así sin darse importancia, como quien no quiere la cosa, poniendo de nuevo patas arriba tu vida ordenada. Y porque tal vez te quitara un trocito de tu cama. Ese que ahora siempre está vacío los Sábados por la noche. Y porque no te dejase dormir.

Lau_arasdesuelo

3 comentarios:

  1. Esta genial, me encanta

    ResponderEliminar
  2. Muchos pagarían cualquier cosa para volver atrás y volver a tener lo que en ese momento no valoraban.
    Me ha encantado, me has hecho ponerme en la piel de quien todo ha perdido.
    Ese rincón de la cama, ese olor tan característico.

    Un fuerte abrazo !

    ResponderEliminar
  3. La entrada me ha parecido preciosa. Tienes toda la razón, la mayoría de veces apreciamos más la ausencia de alguien que su propia presencia, lo cual es duro para ambas partes.
    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar