Seguidores

sábado, 10 de noviembre de 2012

Se pillaba los dedos.


Solía alojarse allí. En ese hueco ubicado a tan sólo dos pasos de la costilla inferior izquierda. Se dejaba ver especialmente las tardes de frío y las mañanas de domingo en la capital. Se acentuaba con el olor a castañas y los villancicos callejeros que acompañan las tardes de compras compulsivas.
Es cierto que las pastillas y aquel reloj viejo de pared le habían enseñado a no mostrarse más de lo necesario. Era inmune desde hacía mucho tiempo a los contratos por conveniencia, los besos de alquiler, los coches que la llevaban de paseo, y a los que pocas veces volvería a ver. Puede que tuviera fuerzas para luchar, pero ese otoño lluvioso mejor se dejaba ganar.

Lau-arasdesuelo

7 comentarios:

  1. Me encanta,es precioso lo que has escrito.Te sigo,gracias por pasarte!

    ResponderEliminar
  2. :o hermoso *-*


    pd: esta super ese calendario:3

    ResponderEliminar
  3. Adoro como escribes creo que te lo pongo cada vez que te comento pero es totalmente cierto, me parece que escribes de una forma muy expresiva y que no se... tiene algo especial!
    Un beso, me paso :)
    http://believebreathedream.blogspot.com.es/
    Pd: Keep Calm and Carry On ∞

    ResponderEliminar
  4. te sigo desde ya! es el corazón el que se pilla los dedos?

    ResponderEliminar
  5. Dijiste que me pasara y aqui estoy;) a mi tambien me gusta tu blog me encantan los que expresan sentimientos! Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Dejarse ganar unas cuantas batallas no está mal mientras que venzas en la guerra.
    PD. Me gusta tu blog :)

    ResponderEliminar
  7. Laura escribes tu esto? Madre mia es precioso!! Un bsto enorme ahora mismo te sigo!

    My-petals-and-thorns.blogspot.com

    ResponderEliminar