Seguidores

domingo, 2 de mayo de 2010




Otra vez esa extraña sensación. Sales a la calle en un descanso que haces entre dibujo y dibujo.
La gente que te cruzas avanza deprisa, pero tú no tienes ganas de hacer lo mismo.
¿Nunca has notado que tu vida va a otro ritmo?
Intentas acelerar el paso, pero tu cuerpo no está por la labor, ya lo harás mañana.





1 comentario:

  1. :s y si q fastidio sentirse así la verdad..

    ResponderEliminar